Citadelle Gin

Destilación afuego lento

A llama viva, mejor

“¿Cómo prefieres tu bistec?”, pregunta Alexandre Gabriel, propietario de Maison Ferrand y maestro destilador de Citadelle Gin. “¿Hecho a la sartén o en una olla a presión? Ambos métodos darán el mismo resultado, un bistec cocinado, pero con un sabor muy diferente… ¿No preferirías el bistec braseado en una sartén, a fuego lento?”

naked3

Alexandre utiliza esta analogía a menudo para explicar porqué Citadelle Gin se elabora de modo distinto al de la mayoría de ginebras del mundo: artesanalmente, en alambiques de cobre y a llama viva.

Citadelle Gin se destila tal y como se hacía antaño en la destilería de Dunkerque, en Francia.

Históricamente todos los espirituosos se destilaban de la misma forma, a fuego lento. Sin embargo, tras la Revolución Industrial, muchos eligieron la destilación a vapor. ¿Por qué? Por practicidad, y es que estilar a llama viva conllevaba un gran riesgo: si el fuego se acercaba demasiado al alcohol, prendía. Destilerías enteras quedaron reducidas a cenizas. Si la destilación a vapor era más fácil, segura y económica, ¿por qué no destilar así Citadelle Gin? Por una simple razón, a llama viva siempre es mejor.

Con este método el maestro destilador obtiene mayor control sobre el calor aplicado y lo emplea para crear una caramelización en el fondo del alambique.  Ésta aporta al destilado una textura y una sensación única al paladar, obteniendo aceites esenciales que únicamente se logran mediante la destilación a llama viva. Este proceso requiere habilidad y mucha más atención que el método a vapor. Además, implica elaborar la ginebra en menores cantidades, barril a barril, permitiendo al destilador descartar con precisión las partes sobrantes, el principio y el final del destilado, y quedarse únicamente con lo mejor.

naked2

El resultado: una ginebra elaborada artesanalmente a base de trigo, agua de manantial y 19 botánicos infusionados que, una vez combinados, aportan la complejidad y finura de sus aromas.

Gracias a este método de destilación único Citadelle Gin es elegante y suave al paladar, con un retrogusto que pone de manifiesto su complejidad aromática. El equilibrio perfecto entre finura e intensidad.

Previamente, Alexandre Gabriel estudió otros métodos de destilación. Contrató a un experto que le ayudó a indagar entre los archivos de Dunkerque y juntos encontraron notas sobre antiguos métodos de destilación de ginebra (algunos de más de 250 años de antigüedad). Actualizaron los ingredientes para perfeccionar su sabor, y así fue como meses más tarde Citadelle Gin veía la luz.

Selecciona tu lenguaje

Para acceder a esta web debes de certificar que has alcanzado la mayoría de edad legal en tu país de residencia.

AceptarCancelar