Citadelle Gin

Nuez moscada

nutmeg

Originalmente, los árboles de nuez moscada se encontraban sólo en las islas de Banda en el archipiélago Molucas en Indonesia. La historia de la nuez moscada realmente comienza en el sudeste de Asia en el siglo XV, cuando los comerciantes europeos la compraban a los comerciantes árabes. Cuando ya era una de las especias más preciadas y llegó a valer más que su peso en oro, los europeos trataron de obtener directamente esta maravillosa especia.

En el siglo XVIII los franceses, ya para entonces bien establecidos en el Océano Índico, se las arreglaron para hacerse con unas cuantas plantas y, después de experimentar durante muchos años finalmente tuvieron éxito en cultivar el árbol de la nuez moscada. La producción de nuez moscada se disparó en la mitad del siglo XIX, cuando se empezó a utilizar ampliamente en los hogares europeos. Era un ingrediente muy popular, especialmente en las muchas recetas de ponche inventadas en ese momento.

La nuez moscada es la semilla de la fruta del árbol de la nuez moscada (Myristica fragrans). Las plantaciones están situadas de 500 a 800 metros de altitud, aprovechando el rico suelo volcánico y cubriendo las altas laderas de los valles.

El fruto del árbol de la nuez moscada es el único en el mundo que produce dos especias: nuez moscada y macis. Cuando llega a su plena madurez, las pequeñas frutas en  forma de albaricoque y de un pálido color amarillo se parten por la mitad  revelando en su interior  un núcleo de color marrón oscuro que es la nuez moscada propiamente dicha (que no es en realidad una nuez) cubierta de una membrana de color rojo escarlata de  la cual se obtiene el macis.

La nuez moscada es inusual, ya que también crece lejos de Indonesia, su lugar de origen. La nuez moscada que usamos  para la ginebra Citadelle proviene de la pequeña isla de Granada, conocida como ” la isla de las especias”, en el Caribe, en la parte sur del archipiélago de las Granadinas. Aunque pequeña, Granada es ahora uno de los productores de nuez moscada más grandes y prestigiosos del mundo.

La nuez moscada le da a la ginebra Citadelle una nota picante y ligeramente amaderada que realza los  sabores del enebro.

Selecciona tu lenguaje

Para acceder a esta web debes de certificar que has alcanzado la mayoría de edad legal en tu país de residencia.

AceptarCancelar